Ilumina mejor, aumenta tus ventas

Posted

Hace un tiempo comentamos que le dedicaríamos un post a la iluminación de espacios  comerciales ya que muchos de nuestros clientes le inquietan el tema de la iluminación. Quien más quien menos, las empresas del sector tienen una opinión creada sobre cuál es la correcta iluminación de su producto pero algunas veces tienen ideas equivocadas o muy a menudo existe una opción mejor que no habían valorado.

Por norma general tendemos a pensar: cuanta más luz mejor. Y cierto es que un producto muy iluminado no pasará desapercibido. Pero yo puntualizaría que un producto BIEN iluminado se vende mejor. No es el cuánto sino el cómo. La importancia del la temperatura de color, su nivel de CRI y la potencia son aspectos decisivos a la hora de escoger el tipo de iluminación ideal.

Temperatura:

La temperatura de color es el parámetro que mide el tono de blanco de la luz; si es un blanco cálido o un blanco frío. La escala de temperatura se mide en grados Kelvin y va de los 1000ºK hasta los 10000ºK aunque en retail solemos trabajar alrededor de  los 2000ºK hasta los 6000ºK.

Así mismo, si queremos iluminar con luz cálida (más amarilla) buscaremos un LED de sobre unos 2000ºK; una temperatura de color neutra serían unos 4000ºK y para luz blanca fría buscaríamos un LED de cerca de los 6000ºK. La tendencia en cosmética suele ser la utilización de luz muy fría y en ocasiones sobrepasa el buen gusto, aparte de que si estamos vendiendo maquillaje, el color del producto final se verá distorsionado.

Potencia

La cantidad de luz es un tema bastante claro que va relacionado con el precio del LED. Casi siempre más potencia significa que el LED será más costoso. Por lo tanto, la inversión en luz acaba teniendo un papel muy importante en el presupuesto final para la implantación del punto de venta.

*(Hay otros aspectos que también están muy relacionados con el precio pero este es uno de los más claros.)

 

El CRI (Índice de Reproducción Cromática)

El CRI es una unidad que mide la capacidad de una fuente de luz para reproducir los colores de objetos de manera fiel en comparación a una fuente ideal de luz, o fuente natural como la luz del sol. Aunque es un término que no todos conocen, cada vez más nuestros proveedores de material eléctrico insisten en que lo tengamos en cuenta, sobre todo para la iluminación de productos donde el aspecto y el color son cruciales para la elección de compra (como la comida, el maquillaje y la ropa, por ejemplo).

Por último y nuestra  recomendación es que si necesitáis iluminar un espacio comercial o un punto de venta y queréis utilizar la iluminación para aumentar las ventas lo mejor es que contactéis con un profesional. Zebra está a vuestra disposición para este y más aspectos decisivos en el diseño de vuestros espacios comerciales.

0 Comments

Leave a Comment

es_ES
en_GB es_ES